Y supo decir NO!

Decir NO parecería algo vano, sin embargo decir NO es una de las habilidades más importantes que se le deben procurar a un niño/a puesto que lo que existe detrás de la palabra es el mensaje de límite; y un mensaje de límite que implica muchas veces el autocuidado suficiente para evitar ser dañado/a.

 

Permitir y enseñar a los niños/as a expresar negativas es más complejo de lo que parece e incluso puede resultar incómodo para el adulto educador ya que hemos crecido en una sociedad que valora la obediencia como signo de orden y educación. Incluso los padres/madres más conservadores dirían que "dejar que los niños/as expresen un NO rotundo a algunas solicitudes que el adulto exprese es el principio de la anarquía y que ahora se explican el por qué los niños modernos se encuentran así de malcriados." Y es que permitir que las conductas o expresiones de "NO" o "basta" por parte de los más pequeños en casa se den implica también un mucho de paciencia y humildad al asumirse como una autoridad sin que ello implique ser un poder absoluto.

 

 "NO quiero", "NO me gusta", "No me lo digas tú" son algunas de las expresiones favoritas que las niñas y los niños de entre 3 y 6 años tienen.

 

Ahora bien, la propuesta es orientar el "impulso automático" de decir NO, enviar el mensaje de que el NO es más una actitud que una palabra y que ésta es necesaria y saludable, sobre todo cuando compromete sus sentimientos, pensamientos o cuerpo. Una manera óptima para lograr que elmensaje anterior llegue es ser los primeros en moldear dicha expresión y dicha actitud.

 

Ejemplos:

 

"Me parece amor que la combinación que has elegido es algo extraña, propongo que la camisa de dibujos la uses con el pantalón de mezclilla,"

 

"Propongo que antes almorcemos y después leamos el cuento"

 

"Quizás en otro momento podamos quedarnos en el parque, me encantaría que lo hagamos sin embargo se nos ha hecho tarde"

 

En todas las oraciones se ha puesto un límite, se ha dicho un NO!, la propuesta es encontrar el "Cómo sí" tendermos su atención y finalmente cuando así sea viable, cómo encontrar alternativas para negociar...

 

Lo que existe Junto y Detrás de una actitud de NO! es la actitud asertiva que ciertamente se alimenta de la seguridad que en los espacios en los que la niña/o se sienta en confianza pueda descubrir. Una excelente forma de alimentar esta seguridad, será dándoles la palabra y dirijiéndoles la atención silenciosa de la mirada amorosa que siempre anhelan tener por parte del educador en casa. Recordar que la asertividad, al igual que la higiene, se aprende en casa es un elemento fundamental para el desarrollo del autocuidado cuando se está lejos de los padres.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0