¿Niños presencia Vs. Niños asuencia?

 

Ausencia-Presencia pareciera un simple juego de palabras, y que sin embargo puede ser  mucho más.

 

Eventualmente nos descubrimos interrumpiendo las iniciativas de los niños/as que están alrededor nuestro?

 

Todo lo que el adulto le propone (comida, actividades, rutinas) debe ser aceptado por éste/a porque el adulto al mando sabe lo que es mejor para ella/él?

 

Consideramos que las soluciones que pueden proponer a las dificultades que se presentan diariamente son infantiles y que es obvio que la mejor será siempre la que el adulto al mando defina?

 

Es afirmativo, se confirma que el niño/a que está al frente nuestro es un ser humano que está ausente ya que  ante los ojos del intelecto y del corazón adulto es un ser humano  

 

  • sin capacidad de opinar con sentido,
  • sin capacidad de ver sus necesidades,
  • sin capacidad de pensar...

 

Ver, Sentir y Creer que el niño/a es una presencia en el mundo implica encontrar un punto intermedio entre darle el lugar a su voz, su mirada y su pensar,  y a la experiencia del adulto que finalmente es imperativa.

 

La invitación es a que nos demos una oportunidad y que abramos un espacio en casa para que nuestros niños tengan la experiencia de descubrir que son seres presentes y capaces en el mundo; mundo en el que no solamente pueden ser escuchados y percibidos como seres propositivos, sino que además pueden aprender a vivir sus responsabilidades y descubrir las consecuencias que implica ser una persona con voz, mirada y pensamiento.

 

 

@ConstruyendoA

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0