¡Es difícil dormir!

Cuando acaba de nacer nuestro bebé una de las preguntas constantes tiene que ver con las "malas noches".

 

Estas noches tienen en común los períodos cortos de sueño de nuestro bebé y  la demanda de alimento constante pues se encuentra en un período de adaptación a un medio completamente diferente.Antes tenía el calor de mamá así como la alimentación en todo momento ,  ahora, tiene que luchar un poco para poder obtener lo que necesita.

 

Conocer cómo se dan los ciclos de sueño y vigilia nos sirve ya que nos permite hubicar el momento en el que se está necesitando alguna modificación.

 

El ritmo de sueño y vigilia va cambiando de acuerdo a la etapa de vida que vamos experimentando. De tal manera que el recién nacido tiene un ritmo y el adulto mayor otra. Sin embargo, a manera de referencia sabemos que el sueño se divide en dos etapas

 
1) No-movimientos oculares rápidos (sueño no-MOR), que a su vez se divide en cuatro fases.
2) Sueño de movimientos oculares rápidos (sueño MOR), a este último también se le denomina sueño paradójico debido a que se presenta actividad cerebral la cual genera un incremento del metabolismo de la glucosa, es decir pareciera que la persona está despierta. Es en esta etapa que además de presentar movimientos oculares rápidos aparecen los sueños.
 
En el recién nacido debido a la inmadurez cerebral se presenta una tercera etapa denominada "sueño indeterminado" la cual desaparece hacia los tres meses aproximadamente. Por ello las técnicas empleadas para enseñar a dormir al bebé" que usan el desapego como técnica central  son incorrectas y lesionan de manera profunda la confianza del bebé ante el mundo. En general el sueño del recién nacido se interrumpe por breves períodos, alternándose con períodos aun más breves de vigilia y es ahí el momento en el cual el bebé suele solicitar la presencia del adulto. Hay que tomar en cuenta que nuestro bebé ha estado en un medio cómodo, confortable y seguro. Un medio en donde sus despertares eran acompañados por el arrullo de nuestros latidos. Estar en un medio físico tan diferente y lejano impone.
 
Cuando hablamos de aprender a domir es importante tomar en cuenta la interacción del adulto responsable desde el nacimiento, ya que la forma o patrón de sueño depende en gran medida del vínculo emocional primario que se establezca y del proceso de acoplamiento que viven ambas partes. ¿Por qué? porque comienza un proceso de aprendizaje y asociación respecto a las caricias, el contexto y la seguridad que se deposita en el ambiente.

¿Qué otras cosas influyen en el sueño?
 
  • El desarrollo cognitivo, emocional y socialde cada niño-a
  • El temperamento: el cual hace referencia a una serie de características conductuales y emocionales individuales en donde se pone de manifiesto la forma individual en la que reacciona a los estímulos internos y externos con los que se enfrenta. Tiene una base genética y tiene permanencia en el tiempo -es decir, que es estable-
OJO!
Cuando hablamos del sueño toma especial importancia la ritmicidad, es decir la capacidad del organismo para predecir funciones como el hambre, el sueño, el ciclo sueño-vigilia y el patrón de alimentación, etc. es aquí en donde toma vital importancia la generación de rutinas.
 
Los especialistas en el estudio del sueño comentan que lo más importante es saber que a dormir también se aprende, es decir que hay que crear los espacios para un descanso rico y reparador.
 
Aquí algunos tips para invitar al sueño y aprender a descansar:
 
  • Establece una rutina antes de dormir incluyendo un masaje suave y cariñoso
  • Arrulla, abraza ,cuenta un cuento, hagan oración.
  • Silencia el cuarto con un poco de música cálida y luz tenue
  • Evita la tv.
  • Si es mayor enséñale algunos ejercicios para relajarse antes de dormir.
  • Si es mayor enséñale ha hacer consciencia de su respiración y su cansancio.
Nuestros niños son capaces, nuestros niños quieren aprender. Enseñemos construyendo juntos el camino.
 
 
#isealtamirano

Escribir comentario

Comentarios: 0